Coronavirus: mejor con humor y recepción clásica

Es sin duda la palabra del mes y probablemente sea la palabra del año. Recientemente catalogado como pandemia por la OMS, el (por desgracia) mundialmente conocido ‘coronavirus’ o COVID-19 ha entrado de lleno en nuestro día a día poniendo patas arriba nuestro modelo de vida. Tras los hercúleos esfuerzos del gigante asiático por contener la expansión del virus, así como los de varios países de Asia, la pandemia se ha ido extendiendo por el Viejo continente de forma inexorable. Por el momento ha sido Italia el país que más contagios ha registrado. Así, a principios de semana saltaba la noticia del cierre y paralización completa de ese país. Las medidas no han dejado de sucederse y ayer mismo el gobierno español decretaba el estado de alarma para hacer frente a la expansión del virus a nivel estatal. Parece evidente que otros países tanto europeos como americanos se verán pronto obligados a tomar medidas similares. Con más de 156.000 casos registrados y más de 5.000 fallecidos en todo el mundo, la situación parece crítica y todas las medidas de cierre de fronteras, de paralización de actividades tanto lúdicas como laborales y de confinamiento en los hogares resultan absolutamente justificadas.

El riesgo del colapso de los sistemas sanitarios en diferentes países, así como las graves consecuencias económicas que se auguran, hacen que el temor a este nuevo virus no sea infundado. Pero tal y como cabría esperar de una especie tan dada a la broma como es la de los seres humanos, el periodo de crisis viene acompañado de grandes dosis de humor. En forma de meme, vídeo o tweet, el Coronavirus se ha convertido en un tema tan serio y temido como tronchante. La lista es extensísima y seguro que todos y todas tenemos ya nuestro vídeo o meme favorito. Con todo, nos parece especialmente interesante la presencia que ha tenido la recepción de la Antigüedad en el humor sobre el coronavirus.

La semana pasada se viralizaba (nunca mejor dicho) en las redes sociales un curioso hallazgo: ¡el día en que Astérix y Obélix lucharon contra el Coronavirus! Se trata de un episodio que recoge un número del popular cómic francés, publicado en 2017 y titulado Astérix en Italia (nótese la inquietante coincidencia…). Según el cómic, Coronavirus es un aclamado auriga equipado con una máscara dorada que simula una gran sonrisa y al que Astérix y Obélix deben vencer en la carrera.

Finalmente (spoiler alert!), los galos logran vencer a Coronavirus que resulta ser el mismísimo Julio César. Hoy, en los Idus de Marzo, no podía faltar alguna otra referencia coronaviraica a ese personaje. Por las redes ya circula el busto del general y político romano más famoso junto a la siguiente advertencia:

Desde ANIHO apelamos a la responsabilidad cívica y colectiva y suscribimos el mensaje de no seguir los impulsos del “bueno de Julito”, ni hoy 15 de marzo, ni en las próximas semanas. Si os interesa la recepción del Mundo Antiguo, humildemente os sugerimos pasar algunas horas en casa revisando los vídeos de alguna de las comunicaciones de nuestros últimos dos eventos que puedan ser de vuestro interés:

Del Clasicismo de Élites al Clasicismo de Masas (noviembre de 2019): https://ehutb.ehu.es/series/5dfc6efaf82b2b42518b50cf

–  III Jornada Internacional de Jóvenes Investigadores ANIHO – V SHRA: La recepción de la Antigüedad desde el Medievo hasta el Mundo Contemporáneo (noviembre de 2019): https://ehutb.ehu.eus/series/5df227b2f82b2b773d8b467e

Más allá de la publicidad subliminal, debemos admitir que César-Coronavirus no ha sido la única referencia romana que se ha empleado para abordar la crisis con algo de humor. Hace tan solo dos días la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula Von der Leyen, anunciaba la predisposición absoluta de la UE para ayudar al país europeo más castigado por la pandemia con la tajante frase de “le daremos a Italia todo lo que pida”. La broma está servida, solo esperemos que no pida volver a las fronteras del año 117 d. C.:

 

Por último, aunque estamos convencidos de que habrá más ejemplos que aún no hemos tenido la suerte de disfrutar, la llamada a quedarse en casa también ha sido puesta en boca de un rudo espartano; ni más ni menos que en la del único superviviente de las Termópilas, según la versión que Zack Snyder nos presentó en 300 (2007). La escena del discurso final de Dilios, interpretado por David Wenham, en la batalla de Platea ha sido una excusa más para recomendarnos por enésima vez que nos quedemos en nuestra p… casa y no salgamos de terraceo, ¡que sé que tú lo has hecho! (le increpa Dilios a otro joven espartano):

https://www.instagram.com/p/B9sB7TLqj9m/

 

“¡O frenamos la curva entre todos o esto no se termina (…) Es hora de luchar desde casa!”. Ganar la batalla con el menor número de bajas posible está en nuestras manos. Y hasta podemos hacerlo con una sonrisa en los labios 🙂

Oskar Aguado


También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Buscar en OpenEdition Search

Se le redirigirá a OpenEdition Search