Heliogábalo, emperador trans

Tomás Aguilera Durán

Carolina Valenzuela Matus

El Museo de North Hertfordshire, al norte de Londres, es un museo local que posee diversas colecciones arqueológicas, textiles, de artes decorativas y también una interesante colección de numismática. Una de sus monedas, correspondiente al emperador romano Heliogábalo, ha llamado en los últimos días la atención de la prensa internacional, el motivo: la decisión del Museo de reclasificar a este emperador como mujer trans. Al parecer, la institución habría consultado sobre su decisión a la organización LGBTQ+ Stonewall, con el propósito de hacer sus exposiciones más actuales e inclusivas.

La cuestión no es nueva, se ha escrito mucho sobre la sexualidad de este efímero emperador de la dinastía Severa, que rigió los destinos de Roma por escasos cuatro años (218-222), antes de ser asesinado con apenas 18 años de edad. Los fundamentos del debate se encuentran en la propia historiografía antigua, especialmente la Historia romana de Dion Casio (80.11-17), senador e historiador contemporáneo de Heliogábalo, pero también Herodiano (5.5-8), un funcionario coetáneo, o la más dudosa Historia Augusta, de autoría incierta. Todos hablan de la ambigüedad del emperador: cómo se rasuraba el cuerpo, se maquillaba, se ponía pelucas, vestidos y collares para asemejarse a una mujer; que era femenina su voz, su manera de hablar, gesticular, caminar y danzar. Cuentan también que se casó con varias mujeres para demostrar su virilidad, pero duraba muy poco con ellas, mientras que su verdadero esposo fue un liberto llamado Hierocles; le quería nombrar emperador, convirtiéndose él en su “esposa, señora y reina”. Dion Casio insiste en esa manera de percibirse y cuenta que, cuando recibió con honores a un atractivo atleta en su palacio, tras saludarlo, le corrigió diciendo “no me llames señor, pues soy una señora”. Según su relato, fue aún más allá y “pidió a los médicos que modelaran una vagina de mujer en su cuerpo mediante una incisión, prometiéndoles grandes sumas de dinero por ello”.

Sin embargo, hay voces autorizadas que matizan la interpretación de estos testimonios. Shushma Malik, profesora de la Universidad de Cambridge, explicó a la BBC [1] que las fuentes de la época fueron muy hostiles hacia el emperador y que, por tanto, estos comentarios podrían haberse utilizado para socavar su autoridad, lo que era bastante frecuente en Roma en cuanto a figuras políticas se trataba. Por ejemplo, Suetonio en Los Doce Césares, comentó diversos aspectos de la vida sexual de Julio César, reconocido seductor de mujeres casadas, pero también de hombres. La lista es larga en este sentido, las fuentes también señalan los excesos sexuales de Marco Antonio, Tiberio o Calígula, solo por mencionar algunos. En efecto, cuando las fuentes hablan de la femineidad de Heliogábalo, lo asocian con todo tipo de excentricidades y crueldades: derroches absurdos, autoprostitución, violaciones, asesinatos, incluso sacrificios humanos. Querían presentar a un mal emperador, y su identificación con una mujer formaba parte de su discurso degradante.

La reclasificación de Heliogábalo como mujer trans no ha pasado inadvertida. Sin duda hoy en día es importante incorporar nuevos valores donde prime ante todo el respeto a la diversidad y la inclusión se haga realidad, para crear una sociedad donde todas y todos tengamos cabida desde la pluralidad. Por otro lado, este tipo de iniciativas, intencionadamente mediáticas, suscitan rápidamente controversia en las redes sociales. La Dra. Patricia González Gutiérrez, especialista en la historia de Roma desde una perspectiva de género, ha respondido a la polémica desde su cuenta de X con una advertencia interesante: independientemente de la complejidad del asunto, siempre se recibe con más hostilidad una interpretación relacionada con la transgresión que otra que encaje en la norma vigente [2]; o, dicho de otra manera, parece una locura hablar de un Heliogábalo trans, pero a nadie le extraña la representación de un general romano prototípicamente heterosexual, cuando el concepto cerrado de heterosexualidad tampoco existía en la antigüedad.

Creamos o no a Dion Casio, la reclasificación del Museo es problemática porque intenta catalogar conductas del pasado utilizando categorías del presente, como es la autodeterminación de género. La forma de entender la sexualidad en la antigua Roma era muy distinta a como la comprendemos y vivimos hoy en las sociedades occidentales. Eso no significa que este interesante caso no deba ser seriamente considerado para intentar adentrarnos en la percepción romana sobre estas cuestiones y la diversidad que realmente ha existido a lo largo del tiempo. La célebre historiadora Mary Beard, en declaraciones para la revista Time, da la clave en este sentido: no podemos aplicar etiquetas actuales al pasado, pero debemos tener en cuenta que las identidades sexuales y los límites entre lo masculino y lo femenino ha sido siempre algo complicado, discutido y cuestionado, también en la antigüedad [3].

Por otra parte, la decisión que ha tomado el Museo de North Hertfordshire podría ayudarnos a pensar sobre las propias limitaciones de la historia y la imposibilidad de conocer a ciencia cierta la vida de Heliogábalo, heterodoxa por múltiples motivos. De origen sirio, buena parte de las críticas de las fuentes tienen que ver con su intento de situar el culto a un dios oriental, El-Gabal (de ahí su propio apodo), por encima de la religión estatal tradicional. También se atrevió a romper moldes dentro de la sociedad romana, permitiendo la entrada de una mujer al senado, su madre Julia Soemias Basiana, y nombrando a individuos de clase baja para puestos influyentes; estos serían los verdaderos motivos del descontento de la aristocracia y la consecuente mala fama del emperador. En todo caso, la pregunta planteada no tiene una respuesta cerrada: ¿qué posibilidades tenemos hoy de conocer cómo se sentía este joven respecto a su identidad? No obstante, el debate abierto revitaliza los intentos de reflexión sobre la antigüedad que realizamos desde el presente.

[1] Yasmine Rufo, “Museum reclassifies Roman emperor as trans woman”, BBC.com, 21.11.2023. Disponible: https://www.bbc.com/news/entertainment-arts-67484645.

[2] https://twitter.com/PGonz8/status/1727965003234299911?s=20

[3] Solcyre Burga, “U.K. Museum Says Roman Emperor Was a Trans Woman”, Time.com, 22.11.2023. Disponible: https://time.com/6338587/u-k-museum-roman-emperor-trans-woman/.



Citar este post
aniho (2023, 5 diciembre). Heliogábalo, emperador trans. Proyecto ANIHO - ANIWEH Project. Recuperado 26 de febrero de 2024, de https://doi.org/10.58079/b5wh

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Buscar en OpenEdition Search

Se le redirigirá a OpenEdition Search